martes, 20 de septiembre de 2016

Éxito de las rutas "El antes y el después de la Inundación de 1891"


El domingo 18, dentro de los actos que ha organizado la Comisión Organizadora de los 125 años de la Inundación de 1891, tuvo lugar la última de las rutas temáticas que han recorrido una buena parte de la ciudad de Consuegra descubriendo anécdotas, curiosidades e historias relativas a aquella riada que asoló nuestra localidad.

Inicio de la ruta a cargo de don Vicente Pérez Martín-Nieto

Los encargados de realizar la ruta fueron Vicente Pérez Martín-Nieto, quien además de miembro de la citada Comisión representaba a la Asociación de Vecinos El Imparcial, que ha colaborado igualmente en los actos, abriendo su sede y ayudando en la organización de las rutas, y José García Cano, también miembro de la Comisión y partícipe activo de nuestro proyecto "Consuegra en la Historia", además de socio fundador de la Asociación Círculo Cultural Consaburense.

Las rutas han sido un éxito de participación, demostrando que la población de Consuegra siente un interés creciente por su historia, tradiciones y patrimonio, que se manifiesta en la asistencia a este tipo de actividades de público de todas las edades, por lo que se cumplen sobradamente los objetivos propuestos con estas rutas.



El recorrido de las mismas se iniciaba en el tradicional barrio de El Imparcial, donde Vicente Pérez explicaba el origen del nombre, íntimamente relacionado con el diario madrileño "El Imparcial", el cual a partir del desastre de la riada de 1891, recaudó fondos para hacer posible la construcción del barrio. Se visitaba igualmente la iglesia de San Rafael, el pozo frente a la misma y la sede de la asociación de vecinos, ubicada en una de las antiguas casas construidas por el periódico.


La visita continuaba por la calle Luis Cantador Rey, precisamente el alcalde que presidía el Ayuntamiento durante la inundación, continuando hasta la iglesia de San Juan Bautista otro de los edificios afectados por las aguas del río Amarguillo al encontrarse a escasos metros del cauce del río.

Una de las principales consecuencias de aquellos sucesos fue la nueva configuración urbana que se realizó en Consuegra, primero ampliando el cauce del río y a continuación retranqueando las fachas de los domicilios hasta una distancia que se consideró segura, previniendo otras futuras inundaciones.

Grupo de la ruta del 10 de septiembre de 2016
Como curiosidad, tales fueron las consecuencias de la catástrofe que algunas calles desaparecieron para siempre de Consuegra, como el callejón del Sacristán, la calle del Río ó la calle del Naranjo. El dato más escalofriante sin duda, sigue siendo el número de víctimas que se cobró la riada, nada más y nada menos que 359 muertos. Por otro lado, el mensaje que aún hoy debe resonar en los corazones de los consaburenses es el de la caridad que en aquellos días y meses se demostró hacia los supervivientes y afectados. Desde los pueblos más cercanos, hasta decenas de países de fuera de Europa, demostraron un sentimiento de solidaridad y apoyo a nuestra ciudad, como antes nunca se había conocido en Consuegra. 
 
La ruta finalizaba en la Plaza de España de Consuegra, hasta donde llegó el ímpetu del agua desbordada del Amarguillo.

Grupo de la ruta del 18 de septiembre de 2016
Estupenda acogida de esta actividad que ha conseguido acercar la historia más reciente de Consuegra a todos los ciudadanos, en este 125 aniversario de la inundación de 1891.


Francisco Domínguez Gómez
Centro de Estudios Consaburenses F.D.T.

No hay comentarios:

Publicar un comentario